Pichincha como negocio inmobiliario

Pichincha se erige como una buena inversión inmobiliaria.
Actualmente es todo un símbolo de recuperación urbana.

El barrio es escenario de nuevos emprendimientos, pero también conserva sus típicas casonas de principios de siglo pasado. Un mix interesante que lo vuelve pintoresco y atractivo para todos los segmentos. Delimitado por las calles Santiago, Salta, Avenida Francia y Avenida del Valle o Rivadavia, Pichincha es un barrio rosarino de fisonomía particular. 

Todo un símbolo de recuperación urbana, la zona se reactivó luego de que el desmantelamiento del sistema ferroviario en los ’90 le asestara un duro golpe, provocando la decadencia de la estación Rosario Norte y de todo su entorno inmediato. Pichincha vivió una gran depresión en el aspecto inmobiliario, por la devaluación de las propiedades y en el aspecto urbano, por el deterioro de las calles y edificaciones. Pero con el nuevo siglo llegaron aires de renovación. Un plan impulsado por la Municipalidad se propuso revalorizar el área, mudando la Secretaría de Cultura a Rosario Norte, poblando el sitio de propuestas artísticas, restaurando edificios históricos y fomentando inversiones privadas. Hoy el lugar tiene una gran oferta gastronómica, comercial y de esparcimiento. Y en cuanto a emprendimientos inmobiliarios, los nuevos edificios se amalgamaron con las tradicionales casonas de principios de siglo XX, dando como resultado una zona pintoresca y muy buscada por inquilinos y compradores.

Oferta variada

Leandro Malpiedi, integrante del equipo de ventas de Boscovich Propiedades –inmobiliaria instalada en la zona desde 2006- señala que «la oferta dentro de Pichincha es muy variada: hay muchos emprendimientos, edificios de diferentes prestaciones, monoambientes, de un dormitorio, pisos exclusivos, y por otro lado, debido a la fisonomía del barrio, hay muchas casas antiguas y muchísimos departamentos de pasillo.» Estos últimos (derivados de las viejas casas chorizo típicas de Pichincha) constituyen una de las tipologías mas buscadas, pero por otra parte, la oferta de este tipo de inmuebles para la venta, según Malpiedi, «es muy escasa»
Pichincha tiene mucha características positivas. El vendedor asegura que es un lugar muy agradable para vivir, tranquilo, donde no llegan el ruido ni el tránsito pesado del centro, y sin embargo está a poca distancia del mismo. «Habitualmente, las casas antiguas de cierto porte son muy aptas para instituciones, sobre todo porque ayuda mucho el tema del movimiento comercial. La demanda es variada y depende del gusto del comprador»
Pero no todo es antiguo. En el área también pueden encontrarse construcciones nuevas que se comercializan bajo la figura del fideicomiso. «La industria de la construcción se fue adaptando a la demanda de los inversores, que recurren a departamentos chicos para colocarlos en alquiler y que no difieren tanto en relación al precio de renta lo que pueden lograr de otros inmuebles. La gran demanda de departamentos de un dormitorio y monoambientes genera que la oferta de los inmuebles nuevos para la venta sea de esas características», señala Malpiedi.

Costos y límites

El nuevo código urbano contempla una reglamentación especial para este barrio rosarino, que trajo como consecuencia algunas limitaciones para construir en altura. «Si bien acota las posibilidades, es ese aspecto particular de Pichincha lo que se está tratando de preservar con la nueva reglamentación, por eso es que también se pone límites, porque forma parte de un patrimonio histórico de la ciudad» destaca Malpiedi.
En cuanto a precios, asegura que el valor de las propiedades puede oscilar mucho, porque en la zona las características –puntualmente de casas y departamentos de pasillo- son muy variadas. «El costo depende del estado de conservación y otras cuestiones que tienen que ver con el potencial del inmueble. Por eso no se puede establecer un parámetro fijo, porque son cosas muy ligadas a las características de etas propiedades, diferentes a los departamentos, que tienen parámetros más estables. Los alquileres, en tanto, pueden oscilar entre $ 800 y $ 1200 mensuales, en unidades de uno o dos dormitorios.

Gran potencial

«El importante movimiento comercial de Pichincha se está acentuando por la expansión dela ciudad. Y esta zona, debido a su tranquilidad y a su circulación de gente, está resurgiendo y mejorando su estética. Porque era una zona muy dejada, muy antigua. Pero con la apertura del circuito por la costa, el arreglo de los silos, y todo un circuito importante de tránsito y comercio, se está reabriendo y se está creando una especie de jerarquía diferente a la que ha tenido en el pasado. Además, tiene un gran potencial, por tener facultades cerca, el corredor a orillas del río que también es muy interesante, con sus bares y restaurantes y Bv. Oroño a pocas cuadras. Si bien está cerca del centro, la forma de vida en Pichincha es totalmente distinta. Por eso es que es una zona que se demanda muchísimo» puntualiza Malpiedi. «Como empresa inmobiliaria queremos focalizarnos y apostar fuertemente a este barrio, y que la gente nos identifique con él, en otras palabras, queremos ser referentes en Pichincha.

Vía | Suplemento Insert Rosario (Diario Clarín) Viernes 01 de agosto de 2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la siguiente cuenta *