Proyecto Especial Pichincha… en 40 minutos

Plan Especial Pichincha
Plan Especial Pichincha

La última sesión extraordinaria del año del Concejo Municipal se convirtió ayer en una de las más trascendentes de 2006. Con el ruido de los palazos de los manifestantes que se agolparon en las puertas del Palacio Vasallo de fondo y una fuerte custodia policial, los ediles aprobaron en tan sólo 40 minutos temas de gran trascendencia, muchos de los cuales estaban en las distintas comisiones desde hacía meses, entre ellos, el Proyecto Especial Pichincha. 

Así, las manos se alzaron una y otra vez para dar el visto bueno al presupuesto 2007 (en rigor, no todos los bloques lo apoyaron), el plan especial de urbanización del barrio Pichincha, el okey a las normas que regularán la construcción del casino y el freno al avance de edificios sobre los terrenos que ocupa el club Argentino de Rosario, entre otros.
Después vendría la sesión autoconvocada en la que se le otorgó la facultad al intendente Miguel Lifschitz para aumentar el boleto de colectivos, algo que sucederá antes de marzo de 2007.

Claro que si bien este tema se robó la mayor parte de la atención, en la sesión de prórroga que lo antecedió se dio despacho a temas por demás de importantes.
Sin ir más lejos, el presupuesto 2007, nada más ni nada menos que el okey a la utilización de fondos con los que contará el municipio el año próximo, fue uno de ellos. Una caja que llega a los $755.522.583 y que destina gran parte de sus recursos a las áreas de Salud y Promoción Social, pero que en 2007 también experimentará un notable incremento de fondos en el área de Cultura.

Los ediles también dieron su okey a cambios en el código urbano que permitirán frenar el posible avance de edificios sobre el predio del club Argentino de Rosario. Y las manos también se alzaron para aprobar los nuevos usos de edificación en el barrio Pichincha, donde ahora habrá sectores de protección histórica, de reserva y de renovación urbana.
Otro de los temas trascendentes fue el visto bueno al convenio urbanístico que permitirá concretar el Hotel Casino, y que habían firmado la Municipalidad y Casino Club S.A el 7 de agosto pasado.

También consiguió ser aprobado el proyecto que había impulsado Jorge Boasso promoviendo la construcción de edificios de cocheras en el radio comprendido, en una primera etapa, por avenida Pellegrini, bulevar Oroño y el río. La idea es que se los exima de pagar el derecho de registro e inspección que se genere por la explotación de las cocheras en un lapso de cinco años y se gestione ante la provincia el eximirlos también del pago de algunos tributos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la siguiente cuenta *