Reapertura de la temporada de boliches

Se renueva la temporada de boliches
El calor de verano empieza a ceder y los boliches del barrio recuperan su actividad.

Ya finalizado el verano reiniciado el ciclo lectivo en las escuelas, la temporada de boliches, bares y pubs vuelve a mudarse al barrio Pichincha como es habitual. El calorcito comienza a ceder, los colectivos hacia la Florida son menos frecuentes, y las peñas universitarias empiezan a asomar. Como todo los años, nuestro barrio abre las puertas a miles de jóvenes que todos los fines de semana se citan en el epicentro de la vida nocturna rosarina. 

Willie Dixon (Suipacha y Güemes) ya es un clásico, en donde los amantes del buen rock acuden jueves, viernes, sábados y domingo a descargar adrenalina. Ofrece recitales en vivo con bandas rosarinas, nacionales y hasta internacionales; peña universitaria y mucho mas. Un ambiente similar, pero en un sitio mas pequeño lo ofrece García Bar & Rock (Ovidio Lagos 30) donde todos los fines de semana presentan recitales.

Madame (Brown y Francia) es un boliche para mayores de 21 (sábados) y de 25 (domingo) donde los fines de semana los adultos pueden disfrutar de un ambiente ameno. Algo similar presenta Costello Bar (Rivadavia 2455) con un ambiente mucho mas tranquilo. Loft33 (Pichincha 33 bis) es un boliche bailable para mayores de 21 años de grandes dimensiones.

Listen! (Rivadavia y Rodriguez) es un muy recomendado bar, pero si necesitás un ambiente más exclusivo, o mas cheto Russia es tu propuesta ideal, aunque solo si sos mayor de 21 años. Una línea similar, aunque mas exclusiva es la que maneja Soho Club (Salta y Alvear). Siguiendo entre los bares, Baraka (Callao 120 bis) también puede ser una muy buena propuesta.

Maleva es una excelente propuesta para hacer «la previa» aunque la musica, las mesitas y la ambientación es muy propicia. Juan de la Cosa (Güemes y Rodriguez) es un restobar muy piola donde gente grande, solterones o divorciados buscarán pareja. Jimmy Wheelwright (Brown y Pichincha) suele ser muy concurrido por la noche para tomar algunos tragos con amigos. Wunderbarr (Pichincha y Jujuy) se presenta así mismo como un bar diferente, elegante y apuesto, dispuesto a conquistar la noche.

La Rosa Sexy Bar (Callao 125 bis) es el templo de la perdición, donde hay por noche mas de 10 shows eróticos, siendo uno de los pocos cabarets «en regla» abiertos en Rosario, manteniendo vio el espíritu prostibulario y de mala vida del barrio en la década del 30.

Los avatares de la economía y las decisiones empresariales hace que constantemente abran, cierren, cambien de nombre o de rubro muchas de estas propuestas. Es por eso que recomendamos la visita a el Ente de Turismo de Rosario en búsqueda de información; o bien a los sitios rosarinos especializados a cubrir la noche de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la siguiente cuenta *