Sus inicios vecinalistas

Corría el año 2006. Para la época de pascuas. El barrio estaba convulsionado. Se corría el rumor de que un nuevo boliche se iba a instalar en la zona… que iba a abrir de jueves a domingos… que iba a ser para menores… que iba situarse por calle Ovidio Lagos… que ya está todo cocinado. Los trascendidos abundaban al mismo tiempo que los vecinos estábans muy preocupados, porque una vez más, la paz y tranquilidad nocturna de los fines de semana se iba a ver afectada. Los vecinos empezaron a organizarse. Reuniones, panfleteadas, propuestas, discusiones, audiencias con autoridades municipales conformaban el plan de lucha. Hubo una gran movilización con un objetivo concreto: evitar la apertura del nuevo boliche. Se empezaron a estudiar ordenanzas, decretos y reglamentaciones. Frases como setenta y dos dieciocho, proyecto pichincha, registro de oposición, viabilidad, empezaron a formar parte del vocabulario cotidiano. Sin embargo, faltaba un golpe de efecto. La problemática era endogámica. No trascendía más que dentro de las fronteras de Pichincha. Hacía falta hacerla pública y notoria. Que el resto de la ciudad se haga eco de lo que acontecía en Pichincha. Al los medios tradicionales no parecía interesar nuestras actividades. Había que buscar un plan B. En una reunión cualquiera, un vecino anónimo propuso: ¿Por qué no hacemos una página web? Como si fuese tan simple como soplar y hacer botella. Rápidamente la idea fue descartada. Sin embargo la idea quedó latente en uno de esos vecinos. Finalmente la movilización de vecinos se diluyó. El boliche finalmente se abrió. Quedó la sensación de que todo fue en vano. De que sólo se perdió tiempo. Sin embargo, unos meses mas tarde, con mayor tranquilidad; el autor de este sitio (que por ese momento empezaba a valerse de sus primeras herramientas como diseñador web), retomó la idea. Pero impriéndole un perfil distinto al originario.

El nacimiento del sitio web

La historia de Pichincha así como su presente es muy rico y apasionante como para que su sitio web tenga sólamente un perfil vecinalista. Fue así como mediante la recopilación de artículos, textos, anécdotas, y con mucha paciencia se fue armando este sitio. De a poco los artículos fueron tomando forma, el contenido empezó a aparecer y las páginas se empezaron a completar. Pero la información era anárquica, sin un hilo conductor, abordando muchos aspectos muy diversos. Se imponía la necesidad de contar con una plataforma para poder sistematizar y hacer fácilmente accesible el contenido a los usuarios. Por aquella época empezaba a asomar con fuerza la web 2.0. La web generadora de continentes en lugar de contenidos. Aprovechando las herramientas que esta “nueva internet” ponía al alcance de todos, se decidió darle el aspecto de blog o bitácora en donde periódicamente se van incorporando artículos de las mas diversas tematicas.

El sitio, hoy

barriopichincha.com.ar atravesó por varios estadíos. Hubo épocas en donde la actividad era prolífiera y se actualizaba a menudo. Hubo perídos en donde la actividad fue nula y el sitio pareció muerto. Sin embargo, a casi 6 años de su lanzamiento, aún está online. Entre sus artículos hay documentos de destacados historiadores, intelectuales y periodistias. Incluso ellos mismos saben interactuar en los comentarios a los artículos. El sitio también atravesó varios diseños hasta lucir como lo hace ahora. se fueron incorporando herramientas y recursos novedosos (ej: integración con redes sociales) al mismo que se fueron depurando otros que no eran tan usados. En resumen, barriopichincha.com.ar es lo que es. Espero que les guste y les resulte util o interesante.