Retorna el musical Traición y muerte en Pichincha

Traición y muerte en Pichincha
Un musical de Mariano Olivieri y Pavlo Read

Como en el año 2008 y nuevamente de la mano de Formarte (con Mariano Olivieri y Pavlo Read como directores); regresa el musical Traición y Muerte en Pichincha (el mas visto del 2008); ambientado en nuestro Barrio en la década del 30, cuando la prostitución, la rufianería y la connivencia de las autoridades dominaba la escena cotidiana. El estreno es el 08 de septiembre en Teatro Mateo Booz. Las localidades saldrán a la venta a partir de 27 de agosto. 

Historia

La obra –una historia de amor, traición, mafia y muerte- reproduce escenas de la vida diaria con absoluta fidelidad. Cuenta la historia de Fabricio, un ciudadano ordinario que se ve obligado a viajar a Europa para seducir, contraer matrimonio y traer bajo engaños a jovencitas, para venderlas en el mercado de la prostitución rosarina.
La polaca Ilsa Lund es una de esas mujeres. Pero Fabricio comete el error de enamorarse de su presa; y decide regresar a Varsovia a advertir a su esposa del nefasto destino que le espera. Al cumplir este cometido, se arriesga a que Simón Blunt y toda la Zwi Migdal asesine a su familia como represalia ante la traición. Pero no lo logra, y finalmente Ilsa es vendida al Madame Safo, regenteada por su madama, la excéntrica Madame Georgette.

Mientras tanto y bajo la ordenes del gobierno nacional, los agentes de la Policía federal comienzan sus batidas por la zona buscando incesantemente a Simón Blaunt dando comienzo al final del esplendor de Pichincha.

Diseño artístico

Dicen sus directores que “Se buscará situar una ficción en un sitio real, con situaciones cotidianas de la época. La música será en su mayoría sinfónica, con matices de vals, milonga, polca y jazz”. Por supuesto, el tango está presente, logrando recrear los movimientos musicales de la época.

Las escenografía también respeta fielmente la época de Pichincha de los ’30. Las arcadas del Madame Safo, los adornos arquitectónicos, la fisonomía de las calles se replican con gran calidad. En el rubro vestuario, la decadencia y la promiscuidad propias de sus habitantes será tenido en cuenta. No faltarán los marineros, hacendados que visitaban el barrio en búsqueda de satisfacción sexual.

Cabe destacar el gran trabajo de investigación histórica que se evidencia en la obra. Se hace referencia a personajes, lugares y situaciones reales o que bien podrían haberlo sido.

Actores y directores

Mariano Oliveri (quien tuvo como maestros a Pepe Cibrian Campoy, Mirko Buchin, Mabel Rivero, Gustavo Postiglione, Angélica Gorodischer entre otros) actualmente es director de Formarte, una escuela de arte avocada a la formación y perfeccionamiento de actores de musicales. Por su parte, Pavlo Read desde temprana edad comenzó su formación musical estudiando guitarra y piano en el conservatorio de la ciudad de Pergamino, de donde es oriundo. Actualmente se desempeña como docente de música en diferentes institutos de la ciudad. Compuso e interpretó bandas sonoras de numerosas obras teatrales, entre ellas “Igualita a mi mamá” de Alma Maritano.

Los actores son todos alumnos de Formarte. Algunos ya han tenido experiencias en musicales anteriores y por fuera de la escuela. Otros, en cambio, son debutantes, con gran porvenir en el canto y la actuación. Un dato a destacar es que el elenco es rotativo. Es decir, que determinados personajes son interpretados por un actor en una función y por otros en otra. En total, se promete 35 actores en escena.

Formarte y las ediciones anteriores

Formarte es una escuela privada de teatro. Según ellos mismos cuentan: Es en sí mismo un lugar donde se encuentran lo creativo y lo humano. Sus alumnos de todas las edades no solo transitan por el camino del aprendizaje artístico sino también por el de una experiencia personal donde valores personales, de compromiso colectivo e intercambio humano son la base de nuestra forma de trabajo.

En el año 2008 (reponiéndola en 2009) lanzaron esta obra, que tuvo excelente repercusión en el público. Hoy, cuatro años mas tarde, vuelven a apostar a la misma, con un elenco totalmente renovado. Sin embargo, Traición y muerte en Pichincha, no fue es el único musical. También son responsables de Fantasmas, Una noche en Broadway, Una noche en Hollywood, y La leyenda del jinete sin cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la siguiente cuenta *