Problemas con el transporte público en Pichincha

Problemas con el transporte público
Las quejas de los vecinos son reiteradas; el transporte público deja mucho que desear.

Hace ya más de un año desde este espacio se anunciaba la entrada en circulación de la línea de Transporte Urbano de Pasajeros llamada Ronda del Centro, que haría un recorrido similar al viejo 114 (o el antiguo 58). Sin embargo, 14 meses después de su funcionamiento, la municipalidad asegura que apenas obtiene un cuarto de la cantidad de pasajeros necesarios para cubrir los gastos operativos. Por otro lado, los fines de semana por la noche, nuestro barrio recibe a miles de jóvenes buscando esparcimiento en los boliches bailables de la zona, pero padecen una odisea a la hora intentar tomar un colectivo para regresar a sus casa. 

La deficitaria Ronda del Centro

En junio del año 2007, el intendente de la ciudad inauguraba el primer recorrido de la Ronda del Centro, única línea de ronda (es decir, que no pasa por el centro de la ciudad). El Barrio Pichincha se vió beneficiado con esta medida, dado que recuperaba (al menos parcialmente) una línea de ómnibus similar a la que años atrás cubría el 114. Varias campañas, pedidos de firmas y proyectos encabezados por concejales se hicieron a los efectos de recuperar la mencionada línea. Las unidades tendrían menor porte de lo habitual (de hecho, son mas chicos los vehículos) y tendría un recorrido desde Pichincha hasta La Siberia.

Sin embargo, según informan desde el Ente de Transporte de Rosario (ETR), la línea alcanza en promedio 1.100 pasajeros por día, mientras que los costos operativos se cubrirían con 4.100. Es decir, la Ronda del Centro tiene solo un cuarto de los pasajeros para subsistir. Hay que destacar que esta línea la maneja la Semtur, por los que los costos, son absorbidos por el propio Municipio, y no es una de las líneas concesionadas.

Como consecuencia de esto, y para evitar nuevos aumentos en las tarifas de los boletos, desde la Municipalidad se decidió suspender la puesta en funcionamiento de la Ronda del Sur, que debería partir desde Arijón y Ovidio Lagos hasta San Martín, seguir hasta tomar Cerrito y finalmente llegar a la Siberia.

Fines de semanas sin colectivos

Los fines de semana, por la noche y madrugada, Pichincha se convierte en el epicentro de la movida nocturna de la ciudad en temporada invernal. Cientos de jóvenes de todos los rincones de la ciudad confluyen en las manzanas de nuestro barrio para ingresar a boliches, bares, discotecas o pubs. Pero a la hora de regresar a sus casas, el panorama se vuelve muy turbio.

Dice, y con razón el concejal justicialista Osvaldo Miatello, que el servicio de transporte de pasajeros durante los fines de semana presenta severas irregularidades. Junto a un grupo de jóvenes reelevó durante las 04:00 y 06:00 de la mañana cerca de 40 líneas con resultados alarmantes. Dos líneas de colectivos jamás pasaron, otras pasaron apenas una sola vez, y dos líneas (pero con distinta bandera) pasaron mas de 5 veces. La situación empeoró el domingo a la madrugada, cuando siete líneas nunca pasaron.

También se detectó que determinados colectivos cambian su recorrido e incluso transitaban con luces apagadas al llegar a zonas de mayor afluencia de jóvenes a los efectos de evitar parar, afirma en el diario La Capital. Sin pecar de ingenuidad, reconoce que esto ultimo es por ataques vandálicos que sufren los colectivos, producto de la gran cantidad de jóvenes alcoholizados que salen de las confiterías a esas horas de la madrugada. Sin embargo, eliminar el servicio no es la mejor solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la siguiente cuenta *