El Petit Trianon

Fichas de prostíbulos
Algunas de las latas que se usaban para pagar servicios de prostitutas.

El Petit Trianon estaba situado en el número 87 de la calle Pichincha, hoy Ricchieri (Nota: Actualmente ese tramo de la calle Ricchieri recuperó su nombre original: Pichincha). A las pupilas de este establecimiento se les entregaba fichas o “latas” de $ 3, precio éste que debían pagar quienes requerían sus servicios. Tal suma era de importancia para la época, aunque los más suntuosos, dentro de los oficializados, cobraban $ 5, y los más “económicos” tan sólo $ 1. 

El dueño de este prostíbulo era Enrique Chatel, quien lo regenteaba con la colaboración de su concubina, la famosa «Madame Georgette» que en realidad no era ni madame ni Georgette, pues su verdadero nombre era María Peña López. Chatel había nacido en Francia en 1896 y llegó a la Argentina en 1917, cuando contaba 21 años. Apenas llegado a nuestro país se hizo cargo de un prostíbulo en la ciudad de Mendoza. A partir de entonces engrosó rápidamente su prontuario policial. Cuando se produce el desmantelamiento de este barrio prostibulario, a comienzos de la década de 1930, Chatel es deportado a Francia.

Durante su estadía en Rosario, Chatel pasaba por hombre adinerado y mantenía contacto con personas allegadas al poder. Era propietario de un automóvil marca Lancia, conducido por su chofer personal, conocido como “Renato” en ese ámbito. Su verdadero nombre era Rómulo Puglisi.

Una vez deportado Chatel y concluido el período dorado de Pichincha, el edificio donde había funcionado el «Petit Trianon» volvió a ser utilizado para menesteres afines. En efecto, hacia 1937 –en vísperas de elecciones nacionales- se inauguró allí el “Chabane”. Es que, parafraseando a Pascal, la política tiene razones que la moral no entiende.

Fuente

Fragmento del trabajo de Bill Ruesch para Abarcus

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la siguiente cuenta *