Concejo busca vender edificio para comprar otros inmuebles

Vista panorámica aérea de Rosario
Vista panorámica aérea de Rosario

Dentro de un mes el Banco Municipal tendrá al menos tres tasaciones a fin de poder determinar el “valor de mercado más ajustado” para la venta del edificio que el Concejo Municipal hizo levantar a partir de 1998 en Suipacha 50 bis y que ya lleva dos años listo y sin habitar. Si bien en un primer momento la idea era destinar los departamentos a gente con ingresos comprendidos entre 1.000 y 1.500 pesos, los vaivenes económicos y los cambios en el mercado inmobiliario que sacudieron a esa zona hicieron que ahora el destino sea su venta. La idea es que con lo que se recaude se adquieran otros inmuebles que podrían destinarse, entre otros, al Tribunal Municipal de Cuentas o a la Oficina de Defensa del Consumidor. 

Con los números en la mano, el Legislativo diseñará la modalidad a través de la cual se harán las transacciones. Por la zona en la que está ubicado, el inmueble triplicó su valor, lo que hace que se estudie su venta en bloque o por departamentos. Estos, a su vez, tendrían un valor diferencial si tienen vista al río Paraná.

Algo de historia

La construcción que se inició en 1998 fue concebida con un fin social pero quedó atada a los vaivenes de las crisis económicas y al despegue inmobiliario que en esa zona alcanzó los puntos más altos Las especulaciones para su venta comenzaron en 2004 cuando quedaron terminados los 21 departamentos y las siete cocheras que componen la torre
Ahora será el Banco Municipal el encargado de llevar adelante las transacciones que en los últimos años cambiaron de horizonte.

Sobre el final del año pasado, el presidente del Concejo, Miguel Zamarini, había estimado que el inmueble, que nació con un presupuesto de 800 mil pesos (los aportes fueron hechos por el Concejo y el Servicio Público de la Vivienda), valía unos tres millones de dólares. Ahora, ninguna de las unidades de dos dormitorios que componen el edificio cuesta menos de 50 mil dólares, precio que abrió un abismo entre el fin social con el que fue concebido y el valor de mercado. También durante el 2006, el Legislativo acordó coordinar con el Banco Municipal la venta del inmueble.

Los pasos a seguir

El primer paso es tener al menos tres tasaciones para fijar un valor de mercado para el edificio lo más ajustado posible explicó a La Capital Javier Ganem integrante del directorio del Banco Municipal.

El funcionario detalló que la entidad que representa sólo tendrá a su cargo la venta, mientras que la modalidad con la que se realicen las transacciones correrá por cuenta del Concejo. “Vamos a definir la forma de acuerdo al mandato que nos dé ese cuerpo”, aclaró el funcionario.

Reuniones

Según Ganem en las próximas semanas comenzarán las reuniones con el Legislativo para poner a punto las conversaciones Somos simples mandatarios las instrucciones nos la dará el Concejo explicó el contador Y evitó dar a conocer la cifra de la primera tasación que realizó el Departamento Inmobiliario del Banco Municipal Preferimos que la conozcan primero los concejales argumentó el funcionario.

La torre que hizo construir el Concejo está ubicada en el parque Scalabrini Ortiz y tiene 21 departamentos de dos dormitorios y siete cocheras. Su construcción fue supervisada por el Servicio Público de la Vivienda (SPV), un ente autárquico municipal que además, aportó fondos. La obra se levantó sobre un terreno público que cedió el Ejecutivo local.
Si se vende, entre los destinos posibles del dinero se anotan la compra de espacios para el Tribunal de Cuentas, la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor, o incluso un predio para instalar el anexo del Legislativo por el que hoy se paga un alquiler.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la siguiente cuenta *