Cervecería Schlau

Cervecería Schlau
Etiqueta de una cerveza Schlau de elaboración en el barrio.

Los mas viejos la recordarán con cariño y disfrutarán recordar esta historia. En cambio a los más jovenes, les llamará la atención enterarse que en pleno corazón de Pichincha funcionó la Cervecería Schlau, una fábrica que supo ganarse su prestigio nacional por la calidad. Esta cervecería estuvo emplazada por un largo tiempo en calle Brown entre Francia y Vera Mujica, en el inmueble que hoy ocupa el boliche Madame. 

Los primeros rastros de esta cervecería se remontan al año 1858, cuando el estado de Buenos Aires aún no formaba parte de la Confederación Argentina. Para esa época Federico Pommerenke instala en la esquina de Catamarca (denominada calle de los alemanes) y entre Rios la primera cervecería. Su nombre: Cervecería Nueva. Dos años mas tarde, es adquirida por Gustavo Bley, quien la transfiere ya para 1866. Como se puede observar a simple vista, lo que luego sería Schlau, no comenzó su historia en nuestro barrio.

Ya para el año 1870, cambió su nombre a Cervecería Alemana. En ese momento la tomó a su cargo, un industrial de nombre, Fernando Magdelín. Este hombre le dio un impulso muy importante, ganando prestigio por la calidad de su producto tanto nacional como internacionalmente. En el año 1878 se produce un hecho importante. La cervecería alemana logra registrar su marca y sus propios porrones.

Corría el año 1880, cuando Magdelín se suicida, quedando en 1889 como dueños de la fábrica, el aleman Carlos Schlau y el suizo Federico Strasser. En ese momento la cerveza se llamaba León. En el año 1893 la sociedad se divide, quedando Schlau como único propietario, mientras que Strasser se hace cargo de la cervecería Santa Rosa, que había sido instalada poco tiempo antes, cambiándolo el nombre a Cervecería Strasser por su origen luterano.

El alemán Schlau continúa la explotación comercial de la fábrica durante un tiempo más bajo las marcas Salvador, Porter, León y Rosario Especial. Para el año 1907, su dueño fallece, quedando la viuda como única propietaria. La empresa pasa a llamarse Sucesión de Carlos Schlau, y así continuará su explotación durante un año más.

El creciente consorcio Quilmes, con los Bemberg a la cabeza, le compran la vieja Cervecería Alemana a la viuda de Schlau poniéndole de nombre Cervecería Schlau, como homenaje a su antiguo dueño en el año 1908., dando origen a Cervecería Schlau SA. Para el año 1913 adquieren un terreno en Brown 3126, entre Francia y Vera Mujica, donde comienzan a erigir la nueva planta industrial, que se inauguraría un año más tarde, quedando la antigua fábrica como depósito y fábrica de hielo. Catorce años mas tarde, se proyecta y ejecuta una ampliación de la nueva planta, cerrándose definitivamente la ubicada en calle Catamarca.

Así fue desarrollandose su actividad, durante bastante tiempo, proveyendo de cerveza de calidad a los rosarinos, durante largo tiempo. Incluso hoy en día se pueden encontrar recuerdos de aquella marca: destapadores, servilleteros, botellas, etiquetas, y souvenires que remoran a la cervecería Schlau.
Luego de la estatización de las empresas del grupo bemberg, entre 1960 y 1978 la empresa pasaría a llamarse Cervecería Rosarina Schlau SA, lanzando las marcas Pilsen Especial, Bock Especial, El barril “Porter y León”. Lamentablemente para el año 1978 se produce el cierre definitivo. Hoy en el inmueble, funciona la disco Madame.

Demás está destacar la importancia que tuvo para el barrio. En un intercambio de mails con el hijo de un ex empleado, me comentaba que la historia de ambos va de la mano. Dio empleo a muchas familias. Para todos aquellos que quieran saber más sobre la historia de esta cervecería, pueden consultar el http://www.cerveceriaschlau.com.ar, de Daniel Zaltron. Es un sitio sitio-homenaje, a esta cervecería. Allí podrán encontrar merchandising, documentos históricos, acciones, fotografías antiguas y muchísimos datos de un valor incalculable que el hijo de un ex empleado se encargó de recopilar; y a quien agradezco profundamente por facilitarme estas fotos que compart

5 comentarios

  • Estimados amigos.

    Infinitamente agradecido por este trabajo, que de alguna manera une a dos barrios históricos de la ciudad de Rosario, Pichincha y Refinería (Hoy Barrio Las Malvinas).
    Nací en medio de un conglomerado de industrias en el corazón del Barrio Refinería, rodeado de chimeneas que mostraban la fuerza industrial de esa época.

    Ese pequeño polo industrial realmente se componía de tres barrios, Pichincha, Refinería y el Barrio Industrial, donde se encontraban empresas como: Cervecería Schlau, Minetti, Safac, Algodonera Argentina, Centenera, Cotar, La Virginia, Aceites Santa Clara, solo por nombrar las más importantes. Muy pocas subsisten, La Virginia que ha mudado su planta industrial a otra zona y Cotar que lamentablemente está en decadencia.

    Mi padre tuvo el orgullo de trabajar en Schlau cuando la cerveza era fabricada solo con los cuatro componentes principales, Agua, Cebada, Lúpulo y Levadura y en mi caso tuve el orgullo de trabajar en Cotar, cuando aún se consumía pureza.

    Finalmente deseo agregar que si bien el sitio Histórico de la Cervecería Schlau lo inicié gracias a que mi padre guardó muchos de los objetos que ustedes ven, debo agradecer el inmenso apoyo y colaboración de coleccionistas quienes con un desinterés absoluto fueron enviando imágenes con las cuales el sitio se ha ido creciendo.

    Sin más les dejo un gran abrazo.
    Daniel

  • Eduardo dice:

    Le falta la Bodega Furlotti que éramos los vecinos más cercanos

  • PICO dice:

    CERVEZA SCH LAU DEL AÑO DEL PEDO 1929

  • Silvia dice:

    Tengo un botellón de cerveza con la marca que era de mi abuela que trajo de Rosario y quería conocer su historia.

  • Leandro dice:

    Mi abuelo toda la vida… y mi viejo apenas unos años, trabajaron en esta fábrica. Recuerdo a mi abuelo lo orgulloso que estaba de haber trabajado ahí. Me comentaba lo bien que pagaban, sobre todo como cumplían con el empleado. Todavía andan dando vueltas por la casa de ellos algún destapador, ceniceros y botellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la siguiente cuenta *